Confieso que enterrar a algunas gentes constituye un gran placer.

Antón Pavlovich Chéjov

La añoranza se asfixió bajo el hábito.

Gustave Flaubert

El primer favor denegado anula todos los anteriores.

Plinio el Viejo

A las ovejas se las puede esquilar pero no despellejar.

Tiberio

Sólo hay una fuerza motriz: el deseo.

Aristóteles

El zapato que va bien a una persona es estrecho para otra: no hay receta de la vida que vaya bien para todos.

Carl Gustav Jung

Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños.

Khalil Gibran

No tiene un padre enemigos como los hijos traviesos.

Lope de Vega

Quien no haya sufrido lo que yo, que no me de consejos

Sófocles

La mayor parte de nuestras desgracias resultan más soportables que los comentarios que de ellas hacen nuestros amigos.

Charles Caleb Colton

Los deseos son como los peldaños de una escalera, que cuanto más subes, tanto menos contento te hallas.


Arturo Graf

Arturo Graf, (1848-1913) Escritor y poeta italiano.