Las heridas que te causa quien te quiere, son preferibles a los besos engañadores de quien te odia.

Salomón

El autor que habla de sus propios libros es peor que la madre que sólo habla de sus hijos.

Benjamin Disraeli

La vida no está hecha de deseos y sí de los actos de cada uno.

Paulo Coelho

Ciencia sin seso, locura doble.

Baltasar Gracián

La gente goza de tan poca fantasía que tiene que recoger con ansia unos de otros esos pequeños adornos de la conversación. Son como traperos o colilleros de frases hechas.

Pío Baroja

Cada lágrima enseña a los mortales una verdad.

Platón

Llamamos peligrosos a los que poseen un espíritu contrario al nuestro, e inmorales a los que no profesan nuestra moral.

Anatole France

Dios existe; pero no tiene ninguna prisa en hacerlo saber.

Leon Tolstoi

Son mis ilusiones infantiles las que todavía me hacen decir si percibo una fisura en la coraza de un hombre: no todo está perdido, hace falta poco para hacer palpitar a ese corazón detenido.

Elías Canetti

Nunca se logra ningún beneficio sin perjudicar a otro.

Michel Eyquem de Montaigne

Miguel de Cervantes Saavedra

Siempre los ricos que dan en liberales hallan quien canonice sus desafueros y califique por buenos sus malos gustos.



Miguel de Cervantes Saavedra, (1547-1616) Escritor español.