La fuerza es confiada por naturaleza. No existe un signo más patente de debilidad que desconfiar instintivamente de todo y de todos.

Arturo Graf

Así como los ojos de los murciélagos se ofuscan a la luz del día, de la misma manera a la inteligencia de nuestra alma la ofuscan las cosas evidentes.

Aristóteles

Sólo hay dos palancas que muevan a los hombres: el miedo y el interés.

Napoleón Bonaparte

En muchos casos hacemos por vanidad o por miedo, lo que haríamos por deber.

Concepción Arenal

Nada hay más peligroso que una idea cuando no se tiene más que una.

Alain

No hay mejor predicador que la hormiga, que no dice nada.

Benjamin Franklin

En todas las cosas, naturales y humanas, el origen es lo más excelso.

Platón

La satisfacción es la única señal de la sinceridad del placer.

André Gide

Cuando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa.

Jacinto Benavente

Demasiado libertinaje en la juventud seca el corazón, y demasiada continencia atasca el espíritu.

Charles Augustin Sainte-Beuve

Refrán

Las cañas se vuelven lanzas.


Refrán

Refrán,