La peor prisión es un corazón cerrado.

Juan Pablo II

A fuerza de construir bien, se llega a buen arquitecto.

Aristóteles

Los madrileños se acercan al circo a ver un animal tan bueno como hostigado, que lidia con dos docenas de fieras disfrazadas de hombres.

Mariano José de Larra

Nadie que confía en sí, envidia la virtud del otro.

Marco Tulio Cicerón

No es tan culpable el que desconoce un deber como el que lo acepta y lo pisa.

Concepción Arenal

Las enfermedades son los intereses que se pagan por los placeres.

John Ray

Los animales son de Dios. La bestialidad es humana.

Victor Hugo

No hay hombre lo bastante rico para comprar su pasado.

Oscar Wilde

Mil rutas se apartan del fin elegido, pero hay una que llega a él.

Michel Eyquem de Montaigne

En la sociedad, el hombre sensato es el primero que cede siempre. Por eso, los más sabios son dirigidos por los más necios y extravagantes.

Jean de la Bruyere

Napoleón Bonaparte

El porvenir de un hijo es siempre obra de su madre.



Napoleón Bonaparte, (1769-1821) Emperador francés.