La demencia en el individuo es algo raro; en los grupos, en los partidos, en los pueblos, en las épocas, es la regla.

Friedrich Nietzsche

Muchas maravillas hay en el universo; pero la obra maestra de la creación es el corazón materno.

Ernest Bersot

El niño reconoce a la madre por la sonrisa.

Leon Tolstoi

La mejor forma de cumplir con la palabra empeñada es no darla jamás.

Napoleón Bonaparte

Buena cosa es tener amigos, pero mala el tener necesidad de ellos.

Anónimo

Un postre sin queso es como una doncella hermosa, pero tuerta.

Anthelme Brillat-Savarín

El huésped y el pez, a los tres días hieden.

Refrán

El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo.

Aldous Huxley

Dentro de mí hay otro hombre que está contra mí.

Thomas Browne

Las infidelidades se perdonan, pero no se olvidan jamás.

Marquesa de Sévigné

Uno tiene que ir muy lejos, para saber hasta dónde se puede ir.


Heinrich Böll

Heinrich Böll, (1917-1985) Escritor alemán