La envidia es una declaración de inferioridad.

Napoleón Bonaparte

Hay quien ha venido al mundo para enamorarse de una sola mujer y, consecuentemente, no es probable que tropiece con ella.

José Ortega y Gasset

La recompensa de una buena acción está en haberla hecho.

Lucio Anneo Séneca

El estilo es el ropaje del pensamiento; y un pensamiento bien vestido, como un hombre bien vestido, se presenta mejor.

Conde de Chesterfield

Valiente es aquel que no toma nota de su miedo.

George S. Patton

Todos deben casarse; no es lícito sustraerse egoístamente a una calamidad general.

Moritz Gottlieb Saphir

El que empieza a instruirse en la filosofía de todo se echa la culpa a sí mismo.

Epicteto de Frigia

El mejor límite para el dinero es el que no permite caer en la pobreza ni alejarse mucho de ella.

Lucio Anneo Séneca

La vejez existe cuando se empieza a decir: nunca me he sentido tan joven.

Jules Renard

Ahí donde Dios tiene un templo, el demonio levanta una capilla.

Robert Burton

Ralph Waldo Emerson

Lo que llamamos en otros pecado, consideramos en nosotros como experiencia.



Ralph Waldo Emerson, (1803-1882) Poeta y pensador estadounidense.