El amor es como Don Quijote: cuando recobra el juicio es que esta para morir.

Jacinto Benavente

La ciencia es la estética de la inteligencia.

Gastón Bachelard

El tiempo es un maestro de ceremonias que siempre acaba poniéndonos en el lugar que nos compete. Vamos avanzando, parando y retrocediendo según sus órdenes. Nuestro error es imaginar que podemos buscarle las vueltas.

José Saramago

La juventud vive de la esperanza; la vejez del recuerdo.

George Herbert

Cada persona forja su propia grandeza. Los enanos permanecerán enanos aunque se suban a los Alpes.

August von Kotzebue

Lo que los demás rechazan de ti, cultívalo. Eso eres tú.

Jean Cocteau

Ama a una nube, ama a una mujer, pero ama.

Théophile Gautier

El hombre se hace civilizado no en proporción a su disposición para creer, sino en proporción a su facilidad para dudar.

Henry-Louis Mencken

Yo sólo sé que no sé nada.

Sócrates

Toda la justicia social descansa en estos dos axiomas: El robo es punible y el producto del robo es sagrado.

Anatole France

La verdadera humildad consiste en estar satisfecho.


Henry F. Amiel

Henry F. Amiel, (1821-1881) Escritor suizo.