La lectura es a veces una estratagema para eludir pensar.

Arthur Helps

El cuerpo no es más que un medio de volverse temporalmente visible. Todo nacimiento es una aparición.

Amado Nervo

No nos quedan más comienzos.

George Steiner

Asombro: lo más elevado a que puede llegar el hombre.

Johann Wolfgang Goethe

Construye tu cabaña en el valle, pero nunca lo hagas en la cima.

Heinrich Heine

Amo a los perros porque nunca le hacen sentir a uno que los haya tratado mal.

Otto von Bismark

No hay placer que no tenga por límite el pesar.

Lope de Vega

Si dos cabalgan en un caballo, uno debe ir detrás.

William Shakespeare

Si no muriéramos no apreciaríamos la vida como lo hacemos.

Jacques Yves Cousteau

Dime cómo te diviertes y te diré quién eres.

José Ortega y Gasset

Marie Curie

La humanidad necesita hombres prácticos, que saquen el máximo provecho de su trabajo, y, sin olvidar el bien general, cuiden sus propios intereses. Pero la humanidad también necesita soñadores, para quienes el desarrollo desinteresado de una pasión sea tan cautivante que les resulte imposible dedicar su atención a su propio beneficio material. Sin duda, estos soñadores no merecen la riqueza, porque no lo desean. Aun así, una sociedad bien organizada debe garantizar a tales trabajadores los medios para llevar a cabo su labor con eficacia, en una vida libre de cuidados materiales y libremente consagrada a la investigación.



Marie Curie, (1867-1934) Física francesa.