Quien espera, desespera.

Refrán

El hombre más fuerte del mundo es el que está más solo.

Henrik Johan Ibsen

Para hacerse una posición en el mundo, es preciso hacer todo lo posible para hacer creer que ya se tiene.

François de la Rochefoucauld

La literatura puede ser una buena terapia personal, una especie de psicoanálisis por el que no se paga al psicoanalista.

Max Frisch

Averguénzate de morir antes de haber conseguido alguna victoria para la humanidad.

Horace Mann

La civilización no suprimió la barbarie; la perfeccionó e hizo más cruel y bárbara.

Voltaire

Una fe que no pueda sobrevivir la colisión con la verdad no vale muchos arrepentimientos.

Arthur C. Clarke

La justicia sobre la fuerza, es la impotencia, la fuerza sin justicia es tiranía.

Blaise Pascal

El amor celoso enciende su antorcha en el fuego de las furias.

Edmund Burke

Una de las glorias de la civilización sería el haber mejorado la suerte de los animales.

Théophile Gautier

Marie Curie

La humanidad necesita hombres prácticos, que saquen el máximo provecho de su trabajo, y, sin olvidar el bien general, cuiden sus propios intereses. Pero la humanidad también necesita soñadores, para quienes el desarrollo desinteresado de una pasión sea tan cautivante que les resulte imposible dedicar su atención a su propio beneficio material. Sin duda, estos soñadores no merecen la riqueza, porque no lo desean. Aun así, una sociedad bien organizada debe garantizar a tales trabajadores los medios para llevar a cabo su labor con eficacia, en una vida libre de cuidados materiales y libremente consagrada a la investigación.



Marie Curie, (1867-1934) Física francesa.