El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para sostener la certeza de esta primera.

Alexander Pope

Sin música la vida sería un error.

Friedrich Nietzsche

Cada uno es tan infeliz como cree.

Giacomo Leopardi

El hombre sabio no debe abstenerse de participar en el gobierno del Estado, pues es un delito renunciar a ser útil a los necesitados y un cobardía ceder el paso a los indignos.

Epicteto de Frigia

El pesar y la pobreza purifican el corazón del hombre, aunque nuestras mentes débiles no ven nada de valor en el universo, salvo la comodidad y la felicidad.

Khalil Gibran

Si practicas la equidad, aunque mueras no perecerás.

Lao-tsé

El que impone un castigo desproporcionado no corrige, sólo se venga.

Tayeb Saleh

La ambición suele hacer traidores.

Cristina II

Se aprende a ser cocinero, pero se nace catador.

Anthelme Brillat-Savarín

Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor.

Antoine de Saint-Exupéry

San Agustín de Hipona

Dios lo que más odia después del pecado es la tristeza, porque nos predispone al pecado.


San Agustín de Hipona

San Agustín de Hipona, (354-430) Obispo y filósofo.